Índice Alfabético:    A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

Biografías de Joseph von Fraunhofer

Straubing, actual Alemania, 1787-Munich, 1826

Físico alemán. Trabajó como óptico en el Instituto de Óptica Untzschneider, cerca de Munich. En 1814, mientras estaba midiendo los índices de refracción de diferentes clases de vidrio que utilizaba como prismas, observó que en el espectro producido por una llama de sodio aparecían unas finas líneas oscuras, que más tarde serían conocidas como «líneas de Fraunhofer». Estudió con detalle cientos de líneas espectrales e identificó las principales con letras de la A a la G. Observó que la posición relativa de las líneas del espectro de los elementos era constante, independientemente de si el espectro lo producían metales incandescentes, los rayos directos del Sol o la luz reflejada por la Luna y los planetas

Quizas tambien te interece: Fray Mocho

(Seudónimo de José Sixto Álvarez; Gualeguaychú, 1858 - Buenos Aires, 1903) Periodista y narrador argentino que dio amplitud a la literatura costumbrista, tanto en las descripciones rurales como en los cuadros urbanos, y en agudas viñetas reflejó el habla popular porteña de principios del siglo XX, como testigo de los efectos de la modernización y el crecimiento demográfico.

Estudió en el prestigioso Colegio Nacional de Concepción del Uruguay, donde inició su actividad periodística. A los veintiún años se trasladó a Buenos Aires; colaboró con El Nacional, La Pampa, La Patria Argentina, La Nación y La Razón, pero no tuvo éxito con la edición de la revista humorística Fray Gerundio de la que fue fundador. Su primera obra fue Esmeraldas, cuentos mundanos (1885).

El cargo de funcionario y cronista policial le permitió observar los tipos del hampa porteña, que trasladó a numerosas narraciones: Galería de ladrones de la Capital (1880-1887) y Vida de los ladrones célebres y sus maneras de robar (1887). En su única novela, Memorias de un vigilante (1897), elogió la institución policial. Publicó las descripciones regionalistas Un viaje al país de los matreros (1897) y En el mar austral; Croquis fueguinos (1898), fue escrita sin conocimiento directo de la región.

En 1898 fundó la revista Caras y Caretas, que dirigió durante los cinco años siguientes y en la cual popularizó sus semblanzas festivas, firmadas con el seudónimo de Fray Mocho. La publicación tuvo enorme popularidad en Argentina durante las primeras décadas del siglo XX. Álvarez usó también otros apodos, como Nemesio Machuca o Fabio Carrizo.

Estas producciones fueron compiladas póstumamente en Cuentos de Fray Mocho (1906), que se reeditaron en muchas ocasiones, y Fray Mocho desconocido (1979), que reúne la totalidad de los cuentos y las viñetas aparecidos en la revista. En las variaciones del lenguaje coloquial y las formas de conducta de los personajes, Álvarez supo captar el carácter ridículo de ciertas convenciones sociales


































Publicidad

Red NetSaber

   - NetSaber.com
   - Frases y Citas